En las últimas fechas, parece que está muy de moda aplicar el contrasentido común dentro de una de las redes con más posibilidades en el entorno profesional como es LinkedIn. Así que aquí van unos cuantos consejos que he ido recopilando para ayudarte a obtener 0 retorno en tus relaciones con otros profesionales en LinkedIn.

Aplicando estos 10 principios básicos conseguirás perder tu tiempo, el de otros, y ayudarte a generar una imagen de ti mismo totalmente alejada de cualquier tipo de consideración de éxito. A por ello:

1. Envía mensajes privados masivos y, a ser posible, sin segmentar. Tu oferta interesa a todo el mundo. A la gente le encanta abrir su buzón de LinkedIn y descubrir unos cuantos folletos que tirar a la basura de manera inmediata.

2. Envía SPAM nada más conectar. Es una excelente carta de presentación. ¿A quién no le gusta el SPAM? Yo tengo una carpeta guardada con los mejores que recibo todos los días, y los repaso antes de irme a dormir para seleccionar a mis colaboradores, claro que sí.

3. Introdúcete en 50 grupos de debate y no debatas nunca. Y como elemento extra, publica solo contenido propio. Conseguirás mejorar tus relaciones gracias a tu ausencia de debate en los grupos de debate. Algo así como dar una rueda de prensa por TV y sin permitir preguntas.

4. En tu titular, pon cosas que alimenten tu ego y transmitan lo importante que eres en LinkedIn. El mail ese que recibimos todos, ¿recuerdas? Transmite todo lo excelente que eres y los contactos que tienes y que el CEO de LinkedIn te ama y grítalo hasta la saciedad.

5. Nunca actualices tu perfil. Introdúcelo al principio, y a vivir. Una vez introducido y sin nada más, empezarás a recibir cientos de ofertas de trabajo, oportunidades, relaciones… un no parar. Los reclutadores de talento buscan especialmente perfiles inactivos, les encanta la gente con ese espíritu.

6. No recomiendes a nadie. Aquella persona con la que trabajaste, aquella empresa que fundaste con otros, aquel proveedor que tan buen resultado te ofreció con su esfuerzo… Ninguno de ellos merece que le recomiendes, más bien debería ser al revés, que todos ellos dejaran una buena recomendación que incremente tu popularidad y te ayude a sobreelevarte por encima del resto de mortales.

7. Deja tu CV por completar. Nada es más importante que la imaginación. ¿Por qué poner foto? ¿Por qué poner todos tus trabajos? ¿Para qué describirlos? Es mejor que cuando alguien busque tu nombre en Google y encuentre tu perfil en LinkedIn en primer resultado, llegue hasta un perfil que le permita evocar tu realidad y soñar con un futuro mejor contigo.

8. Agrega sólo a tus amigos. ¿Para qué quieres al director de una multinacional como contacto? ¿Acaso tus amigos no pueden darte trabajo? Lo ideal es que nunca intentes llegar a ellos, es gente muy ocupada y no le interesa lo que le puedas decir, tu opinión, tu punto de vista, qué cosas tienes… Si lo has probado ya, seguro que has visto que no existe gente con ganas de interactuar con otros, son robots.

9. Automatiza todo. Conecta tu perfil de LinkedIn a Twitter, así con una sola actualización haces en realidad dos, y ya tienes a todo el mundo contento. Tampoco conviene que uses programas tipo Hootsuite, especializados en reputación, porque al tenerlo todo automatizado tu marca ya va sola.

10. Entra a LinkedIn una vez cada 15 días. El mundo no cambia en 15 días, así que mientras puedes mandar CVs a cascoporro de manera totalmente habitual y convencional, como las decenas que recibe todos los días cualquier PYME, esperando que tu perfil caiga en manos de alguien que está buscando emplear a alguien que seas exactamente tú y no se hubiera dado cuenta hasta entonces. Esto es así, ocurre a menudo.

Mucha suerte en tu aventura de relaciones profesionales en LinkedIn. Aplicando estas máximas conseguirás, exactamente, lo mínimo posible en una red con 200 millones de personas en todo el mundo. 

PD: y yo, a aplicarme el cuento de alguno de los que están aquí arriba…


Álex Rubio

Head of Planning at Twelfhundred.
Aligning brands with an ever-changing world. UJI University Lecturer. Speaker. Co-author 'Marketing digital para Dummies'.

Álex Rubio es Head of Planning en la agencia Twelfhundred. Alinea a marcas, empresas y profesionales con sus audiencias cambiantes. Profesor asociado en la Universitat Jaume I en el Grado en Publicidad y Relaciones Públicas. Conferenciante internacional y TEDx Speaker, desde 2007 ha impartido conferencias y docencia en más de 400 eventos en universidades, escuelas de negocio, empresas y en numerosas conferencias internacionales en España, Reino Unido, Costa Rica, Venezuela o Colombia, dentro del campo del marketing digital y estrategia publicitaria. También es co-fundador y conferenciante de Adictos Social Media -uno de los eventos pioneros en habla hispana sobre marketing digital-, Brand Associate en la plataforma MapMakers, Ambassador en Hootsuite y Creative Ambassador de Clandestina HUB Creativo Costa Rica. Reflexiona e investiga sobre el impacto de la tecnología en el consumidor y en la estrategia publicitaria para acercarse a los consumidores digitales, materia sobre la que escribe en en diversos medios de comunicación.

All author posts

Privacy Preference Center