READING

Tres años en una servilleta: tercer aniversario de...

Tres años en una servilleta: tercer aniversario de ASM

Llegamos al espacio del MuVIM (Valencia-España) casi cinco horas antes del comienzo del evento. Lo primero que hicimos fue cambiar la disposición de las sillas, preferíamos que estuvieran en forma de herradura, para que todo el mundo se sintiera integrado y pudiera participar. Después de todo, un evento llamado Adictos Social Media se podía permitir intentar cosas así, que todo el mundo contara su adicción… total, incluso profesionales del Departamento de Drogodependencias de la Generalitat Valenciana habían confirmado su asistencia por si podían ayudar a gente a ‘desengancharse’ de las redes (esto es real). Colocamos las carpetas, repasamos todo una y otra vez, el sonido, la iluminación, Isra y yo ensayamos el formato de presentación (para después saltarnos una y otra vez todo el guión) y nos repartimos lo que cada uno de nosotros iba a decir de un documento que casi no llega a tiempo (Prezi, que en aquel momento era un programa emergente, nos jugó una mala pasada y el documento que Isra preparó durante semanas desapareció el día anterior al evento). Recuerdo aquel 16 de diciembre de 2010 con todos los detalles de un gran momento en el que tienes los ojos absolutamente abiertos para que todo salga bien; aunque lo cierto es que el evento acabó siendo caótico, disperso, dramático por momentos, en el que de verdad parecíamos unos adictos incapaces e inexpertos… lo éramos.

Llámate a ti mismo

En ese momento, hacía ya seis meses que una tarde cualquiera, en una terraza de verano del año 2010, varios componentes de Círculo Rojo en la que entonces me encontraba (con DámasoRaúl y Alberto), junto a Isra, habíamos apuntado una idea en una servilleta: organizar nuestro propio evento. Ya que nadie nos llamaba para dar ponencias y nos apetecía probar en el campo, nada mejor que ser los organizadores de un evento en el que nos llamáramos a nosotros mismos, pensamos, sobre todo hablando de lo que nos apasionaba y de los puntos que íbamos acumulando en Foursquare. Y con esa intención y la de compartir y debatir sobre lo que hacíamos, dimos el salto a organizar Adictos Social Media.

Captura-de-pantalla-completa-07082011-183533-300x216Es emocionante pensar cómo hoy, tres años después, aquella idea entre cervezas y nachos en la terraza de un bar en verano, ha sido capaz de dar la vuelta a España en 13 ediciones, de conectar a miles de personas de manera física y virtual de aquí y de allá, de convertirse en un movimiento de generación de cambio que ha impulsado a negocios y empresas de todo el mundo a pensar distinto. Resulta especialmente ilusionante pensar en la cantidad de personas que ha sido capaz de aglutinar, gente que lo han dado todo por hacer realidad una locura, empresas y partners que han hecho posible que aquella idea de un grupo de ilusionados insensatos haya sido tan posible. Aún se me ponen los pelos de punta de recordar los nervios de aquella ponencia inicial, con un micro en la mano hablando de lo que aplicábamos de forma casi intuitiva, de ver a Raúl detrás de un disfraz de pájaro, a los Babalú Group con los detalles, aquellas camisetas iniciales con mensajes frikis sobre redes sociales, o a Isra friéndose como un campeón de calor con su chaqueta de cuero; y también las no pocas personas que se levantaron de la silla al minuto 2 después de pensar que no era ese el sitio en el que debían estar. Tal vez no se equivocaban, o tal vez sí. Desde luego nosotros no lo hicimos. El resto de la historia, puedes leerla hoy también de la mano de mis compañeros Isra, Oscar o Víctor

No escuches, solo sigue

Detrás de una idea siempre hay impulsores y detractores. Al final, el éxito consiste en hacer oídos sordos a todos ellos y seguir hacia adelante, haciendo solo lo que te dice tu interior, en la velocidad y energía que tienes, sin más gasolina ni más frenos que los que crees, apuntando permanentemente sin tachar nada en la libreta, pensando en construir siempre algo cada vez más grande. Creo que esa es la gran lección que muchos hemos aprendido siendo parte de Adictos Social Media. Un evento que nació en un bar y que hoy es el evento de la Web Social con más trayectoria en España y Latinoamérica. Detrás de cada evento, pensábamos qué mejorar para el siguiente, y también por qué no cerrar el movimiento y no hacerlo de nuevo jamás. Pero seguíamos tras cada uno de ellos, hasta hacerlo de nuevo otra vez, mejor o peor, pero de nuevo otra vez. Y así hasta 13, hasta llegar a la gran capital española que nos faltaba, Barcelona, en marzo de este 2013 que ahora acaba. ASM empezó en Valencia y ha recorrido Alicante, Murcia, Valladolid, Málaga, Sevilla, Bilbao y Madrid, además de la ciudad condal. Ha contado con las ponencias de las mejores mentes del universo Social Media en España y Latinoamérica. Ha impulsado una parte de contraprestación por darnos voz, con ASMAmbassador y ASMRookie. Ha sido, seguramente, el primer evento del mundo en tener una parte de conversación digital, con Bea Mena al frente de los #ASMchat. Ha recorrido miles de kilómetros, ha robado horas de sueño y ha sido capaz de impulsar, por qué no decirlo, la trayectoria de cada uno de nosotros. Es emocionante verte, como me ha ocurrido personalmente, rodeado de gente que te ha seguido en ASM durante años de forma virtual, y conocerlos después en persona siendo en gran parte culpables de que uno haya estado dos meses debatiendo y trabajando en Costa Rica, Venezuela o Colombia, en ese ‘al otro lado del charco’ que ha sido vital para que el evento continuara con ilusión. Decidimos dar un paso al frente, y este es el resultado.

Gracias, gracias, gracias

Quién sabe qué espera a Adictos Social Media. ASMBarcelona fue un punto de inflexión, una pausa necesaria para reflexionar. Tal vez ya no tenga sentido seguir adelante y sea mejor girar hacia otros caminos, todo nace y todo muere y uno debe saber elegir los tiempos y no esperar a que el tiempo arrolle. Hemos crecido y cambiado durante estos tres años, las circunstancias no son las mismas, los proyectos de cada uno van hacia caminos que se cruzan y se divergen al mismo tiempo. Mientras tanto, seguimos trabajando en más ideas, como en Mapmakers o InternetCambiaTodo, con el mismo afán de eliminar distancias, barreras y ayudar e impulsar el crecimiento compartido, y también en proyectos más personales como #Replanning Marketing.

Gracias por elegirnos y ser impulsores del cambio. Gracias por ser parte de esa servilleta, llena de ideas, garabatos e ilusiones que han acabado por llevarnos hasta aquí. Tres años después, con ganas de seguir convirtiendo en presente cada paso del futuro. 

 

También te puede interesar...


Planner - Change Connector. International Speaker. Co/founder @adictosSM. @Hootsuite_ES & @LaClandestina Ambassador. #MapMaker. Ultrarunner. Álex Rubio es Planner y orienta a marcas, agencias, start-ups y empresas en estrategia de marketing integral aunando innovación y New Media. Es formador y speaker en eventos, escuelas de negocio, universidades y empresas en España, Colombia, Venezuela y Costa Rica. Director de Planificación Estratégica en la agencia latinoamericana e2-361, Planner en IG y Say Yes Because. También es co-fundador y speaker en Adictos Social Media, Brand Associate en MapMakers y Creative Ambassador de Clandestina HUB Creativo Costa Rica. Es Certified Professional y Ambassador de Hootsuite y blogger-partner de Socialbakers.com. Ligado desde hace una década al mundo de la comunicación también como periodista, reflexiona en torno a la base de la estrategia aplicada a la sociedad cambiante.

RELATED POST

  • amsanzlo

    Madre mía… sólo tres años desde esa foto y lo cambiados que se os ve 😉 Para mí ha sido todo un honor poder escribir una pequeñita parte de ASM. No sabéis lo emocionante que fue ir a Barcelona como ASM Rookie y contar allí mi experiencia (aún recuerdo cuando leí el correo en el que me decíais que había sido la elegida… tembleque de piernas jeje). La vida está llena de nuevos caminos y seguro que lo que está por llegar después de ese punto de inflexión es súper interesante. ¡A por ello! ¡Besos!

INSTAGRAM
@alexrbn