READING

5 claves para innovar en la empresa

5 claves para innovar en la empresa

La palabra innovación aplicada al mundo empresarial. Observamos a menudo este concepto en círculos de negocio, rodeadas de amplias inversiones económicas, con personal específico para implantar nuevas formas de actuar dentro de organizaciones, en teoría en pro de la rentabilidad y eficacia gracias a las posibilidades que trae la tecnología.

Es una de las grandes bazas de este proceso de cambio que estamos viviendo, donde los avances tecnológicos permiten esta depuración de procesos y comunicación, orientación empresarial en definitiva, dentro del mercado. Y esa es una de las razones por la que se convierte en un término tan atractivo: porque se supone que innovar es bueno, o como mínimo mejor que lo actual.

El problema viene cuando una empresa se decide por ‘innovar’ sin tener claro el objeto de ese aspecto, ni el cómo, ni el para qué, ni el por qué más allá de la moda. Y eso lleva a menudo a una desafección del propio objetivo de la innovación, que no se entiende ni se aplica de forma adecuada, y que acaba por abandonarse de manera operativa al no haberse interiorizado por desconocimiento.

¿Cómo innovar en un mundo que cambia?

Día a día me reúno o trabajo con empresas, agencias y profesionales de la publicidad y el marketing deseosos de ‘innovar’. Bien porque han detectado que su competencia lo hace, bien porque se han dado cuenta precisamente de lo contrario y creen que haciéndolo ellos obtendrán una ventaja diferencial, o bien porque ‘se dice’ que tienen que hacerlo para no quedarse atrás. Seguro que si tu trabajo está orientado hacia conectar de alguna forma el cambio (en marketing, comunicación, maquinaria, recursos humanos o cualquier otro campo) compartes sentimientos parecidos.

La dirección de esa innovación muchas veces es desconocida, otras se enfoca a los procesos, otras se orienta hacia un destino concreto de su marketing, otras de forma casi única hacia la publicidad (y promoción en un sentido más amplio). Y en un número bastante amplio de veces, en la estrategia de ese proceso de conexión del cambio, aparecen factores que se repiten y que dificultan el proceso. Por eso, para innovar con sentido y resultados dentro de la empresa, es necesario que adoptemos ciertas posiciones de partida:

 

  1. La innovación tiene que ir de arriba hacia abajo. Si es un factor a imponer a un directivo, si hay que convencerle al responsable mientras este se sujeta a la silla, no va a funcionar. O es un criterio que nace -o madura- del deseo y orientación adecuada desde lo más alto de la cadena de mando, o finalmente si se cumple el plan marcado, se abandonará con el tiempo o virará de nuevo la empresa hacia lo antiguo y conocido. Si cuesta más de cinco minutos convencer a un interlocutor de la necesidad de cambiar e implantar procesos diferentes para adecuarse a las exigencias cambiantes de su consumidor o plantilla, tarde o temprano dejará de funcionar.
  2. Innovación creíble y con objetivos claros. El secreto para que los procesos de innovación funcionen está dentro de la propia compañía. Ese proceso de ‘bajar’ la innovación hacia el personal debe ser adecuado y debemos transmitirles con claridad qué se pretende y para qué, y por qué su esfuerzo en salir de su zona de confort para trabajar de otra forma distinta a la que manejan en la actualidad va a ser buena. Para ellos y para la empresa.
  3. Innovar es un proceso integral que excede a la propia comunicación. Normalmente se aplica la innovación hacia campos más próximos al campo de comunicación: marketing online, comunicación interna, etc. Campos más económicos que los tecnológicos de maquinaria. El consumidor cambiante es el activador que origina el deseo de cambiar en la empresa, y eso es razonablemente positivo. El problema es cuando se cree que con innovar en la forma de llegar hasta ese consumidor (promoción) ya basta para crear una percepción en él que valide cualquier otro aspecto que hacemos más ‘tradicional’. La coherencia que busca el consumidor en las marcas es una de las claves que debemos tener siempre presentes: si queremos innovar en la llegada hasta él, tenemos que ser una empresa innovadora.
  4. La innovación necesita de comunicación innovadora. Al contrario que el punto anterior, también. Si somos una empresa innovadora, estamos dejando atrás una enorme oportunidad si no somos capaces de comunicar ese aspecto a la sociedad. Nos encontramos en un momento de la historia en la que reclamamos y premiamos a las empresas, agentes y movimientos que cambian con nosotros (te lo contaba este domingo en mi columna semanal en Levante-EMV. Innovar para cambiar es el camino, pero ha de ser comunicado de manera no convencional para lograr el efecto en nuestro target que realmente pretendemos cuando nos decidimos a generar para él algo diferente.
  5. Primero el porqué, luego el cómo. ¿Qué queremos conseguir con la innovación? Normalmente la respuesta a esa pregunta da la clave de hacia dónde enfocar los procesos de innovación. Sin ella, estaremos apostando por estructuras, procesos, mecanismos, maquinaria, software o comunicación que harán en realidad más pesada a la compañía.

Para huir de la moda del concepto, hay que entender el concepto. Innovar: una oportunidad, un reto, pero un riesgo también si no le damos el tratamiento adecuado en departamentos de marketing, en agencias de publicidad ayudando a empresas, o en cualquier área de actividad enfocada a mejorar estructuras.

 


Planner - Change Connector. International Speaker. Co/founder @adictosSM. @Hootsuite_ES & @LaClandestina Ambassador. #MapMaker. Ultrarunner. Álex Rubio es Planner y orienta a marcas, agencias, start-ups y empresas en estrategia de marketing integral aunando innovación y New Media. Es formador y speaker en eventos, escuelas de negocio, universidades y empresas en España, Colombia, Venezuela y Costa Rica. Director de Planificación Estratégica en la agencia latinoamericana e2-361, Planner en IG y Say Yes Because. También es co-fundador y speaker en Adictos Social Media, Brand Associate en MapMakers y Creative Ambassador de Clandestina HUB Creativo Costa Rica. Es Certified Professional y Ambassador de Hootsuite y blogger-partner de Socialbakers.com. Ligado desde hace una década al mundo de la comunicación también como periodista, reflexiona en torno a la base de la estrategia aplicada a la sociedad cambiante.

RELATED POST

INSTAGRAM