*NOTA: VERSIÓN LITERARIA SOBRE INSIGHTS GENERALES RELACIONADOS CON EL CAMBIO DE TEMPORADA

Sueles hacerlo cada año por casualidad, de repente sabes que ya es el momento y te decides a ello, sin pensarlo dos veces.

Coges una silla, te elevas un par de estantes, y recuperas por fin las bolsas escondidas, que guardan camisetas, camisas de manga corta, ese vestido o traje, pantalones cortos o incluso sandalias. Toda tu ropa de verano. También aquella que no recordabas que tenías.

Abres las bolsas y sacas cada pieza de ropa de manera individual, contemplando las arrugas del tejido mientras tu mente vuela y te transporta, y vas recordando cada momento que vivieron, que viviste, el año anterior. Cada instante, cada lugar, cada persona y cada circunstancia asociada a cada pieza de tela. Tratas a cada camisa con sumo respeto, la miras alzada ante ti, la doblas de nuevo y la dejas encima de la cama.

Sientes mientras haces todo esto cierta melancolía, porque de algún modo eres un amante de los recuerdos aunque te digas que te gusta mirar hacia adelante, e imaginar qué harás vivir de nuevo a esa ropa de verano. Esa que el año pasado se ganó el sitio en tu armario del año que viene, el de ahora, y que de nuevo regresa a tu día a día en dura pugna con la menguante de invierno. La batalla está sentenciada.

Huele a bolsa cerrada, sabes que habrá que lavar la ropa antes de que puedas volver a usarla. Aunque sientes ese impulso de probarte alguna de esas prendas, que te traspasa el olor a ropa amontonada en el letargo. Lo haces y miras qué tal ahora; y la respuesta suele ser que fue mejor en el pasado.

Dura solo un instante, tal vez una hora. Pero este momento, que llevas repitiendo cada año, te hace volver atrás seis meses y recordarte cómo cambiaste. La ropa se convierte en testigo de ti mismo, se viste de censor, te pone enfrente de tus sueños del pasado, te hace balance y te pone una nota al examen de tu vida reciente. Tal vez aprobaste, o tal vez suspendiste y no estuviste a la altura de tus objetivos cuando esa ropa acabó en bolsas pensando en la batalla del invierno. Tal vez no jugaste. Pero nunca vuelves a ser el mismo cuando tu ropa de verano llega de nuevo a tu armario. Nuevos aires, nuevos sueños, nuevos anhelos. Y las ganas de hacer que, esta vez sí y tal vez más que nunca, esas telas cortas se llenen de recuerdos para el año que viene.

*NO TODO ES PUBLICIDAD. ¿O TAL VEZ SÍ? LAS VIVENCIAS COTIDIANAS SUELEN DARNOS LA CLAVE DE LOS INSIGHTS BÁSICOS SOBRE LOS QUE CONSTRUIR RELACIONES CON NUESTRO CONSUMIDOR. AQUÍ SOLO ALGUNOS DE ELLOS RELACIONADOS CON EL CAMBIO DE ESTACIÓN Y DE ROPA QUE TODOS EXPERIMENTAMOS, Y QUE SUELEN TRABAJARSE DESDE MARCAS DE MODA O RELACIONADAS CON EL VERANO PARA ACERCARSE A NUESTRAS EMOCIONES.  


Álex Rubio

Head of Planning at Twelfhundred.
Aligning brands with an ever-changing world. UJI University Lecturer. Speaker. Co-author 'Marketing digital para Dummies'.

Álex Rubio es Head of Planning en la agencia Twelfhundred. Alinea a marcas, empresas y profesionales con sus audiencias cambiantes. Profesor asociado en la Universitat Jaume I en el Grado en Publicidad y Relaciones Públicas. Conferenciante internacional y TEDx Speaker, desde 2007 ha impartido conferencias y docencia en más de 400 eventos en universidades, escuelas de negocio, empresas y en numerosas conferencias internacionales en España, Reino Unido, Costa Rica, Venezuela o Colombia, dentro del campo del marketing digital y estrategia publicitaria. También es co-fundador y conferenciante de Adictos Social Media -uno de los eventos pioneros en habla hispana sobre marketing digital-, Brand Associate en la plataforma MapMakers, Ambassador en Hootsuite y Creative Ambassador de Clandestina HUB Creativo Costa Rica. Reflexiona e investiga sobre el impacto de la tecnología en el consumidor y en la estrategia publicitaria para acercarse a los consumidores digitales, materia sobre la que escribe en en diversos medios de comunicación.

All author posts
También te pueden interesar estos otros posts de Álex Rubio:

Privacy Preference Center